lunes, 11 de enero de 2010

El final del cañonero "General Concha" ( 1 )




El Cañonero “General Concha” y su brava tripulación

Un accidente debido a la meteorologia adversa, dio lugar a una tragedia que costó a unos, la vida, a otros heridas y contusiones, la pérdida de un buque y, un recuerdo imborrable en la mente de aquellos que lo vivieron.

Estos hechos, fueron la varada accidental, debida a una espesa niebla que al parecer, no permitía la visibilidad más allá de 2 ó 3 metros, de un cañonero de la Armada Española, a las 07:40 horas de la mañana del 11 de junio de 1913, en los arrecifes de la bahía de Busicú, territorio de la cabila Bocoya, a unas cinco millas de la bahía de Alhucemas.

Este suceso, supuso el enfrentamiento armado entre los bocoyas, que en su afán de rapiña, auxiliados por los aguerridos beniurriagueles, con la tripulación del cañonero, en una lucha encarnizada, incluso llegándose al “cuerpo a cuerpo”, un combate, donde una vez más, quedó latente, la valentía, el coraje y el arrojo de nuestros marinos.

Este buque, era el cañonero “General Concha”, un barco diseñado para patrullar las grandes extensiones costeras de las Islas Filipinas y, era considerado junto a sus homólogos, “Magallanes”, Elcano” y el “General Lezo” (sólo estos dos últimos llegaron a navegar por aguas del archipielágo filipino), como pequeños cruceros coloniales.


Cañonero “General Concha”, características generales

Su construcción fue ordenada por el Almirante D. Francisco de Paula Pavía y Pavía.
Casco de hierro.
Eslora : 47,87 metros.
Manga: 7,87 metros.
Calado: 3,41 metros.
Desplazamiento en carga: 524 toneladas.
Máquina: 600 caballos de potencia, construída por la Maquinista Terrestre y Marítima. El importe de las máquinas, ascendió a 312.000 pesetas de la época.
Número de hélices : 2.
Velocidad: 11 nudos.
Capacidad de carboneras : 68 toneladas de carbón.
Autonomía : 840 millas.
Aparejo de goleta con una superficie vélica de 325 metros cuadrados.
Consumo diario de carbón: 10 toneladas.
Dotación: 95 tripulantes.
Armamento:
- Inicial: 3 cañones “Hontoria” de 120 mm, modelo 1879.
2 ametralladoras “Nordenfelt” de 25 mm de calibre.
1 ametralladora “Nordenfelt” de 11 mm de calibre.
- Tras la reforma de 1904, se modificó el armamento, cambiándose toda la artillería pesada, por 4 “Nordenfelt” de 42 mm de calibre, pero conservando el resto de sus ametralladoras.
Núm. De Grada: 169 del Astillero de Esteiro en Ferrol (Coruña).
Colocación de la quilla : 1 de mayo de 1882.
Botadura : el 28 de noviembre de 1883.
Su nombre, fue colocado en honor del Brigadier de la Armada, D. Juan Gutíerrez de La Concha, gobernador e intendente de la provincia de Tucumán, del Virreinato de Buenos Aires, sublevado contra la Junta de Gobierno de Buenos, y fusilado junto al destituido Virrey D. Santiago Liniers en 1810.

Este, es el relato, de lo que pasó el 11 de junio de 1913



El capitán de corbeta D. Emiliano Castaño Hernández

Nacido en Val de Santo Domingo (Toledo) el 8 de agosto de 1866. Ingresó en la Escuela Naval el 8 de enero de 1883, hasta que obtuvo una vez superado con gran aprovechamiento el plan de estudios, el empleo de alférez de fragata. Navegó hasta su muerte en combate el 11 de junio de 1913, durante casi 15 años, viviendo constantemente en los buques. Había obtenido el empleo de capitán de corbeta en mayo de 1911, siendo destinado como tercer comandante al guardacostas “Numancia” y de este, pasó a mandar el cañonero “General Concha”. Era también torpedista.

Navegó desde el Atlántico Norte, el Golfo de Guinea hasta el Canal de la Mancha, el Mediterráneo en toda su extensión,, lo hizo también por el Océano Índico, de Célebes y Joló, por el mar de China y el Océano Pacífico. Estos mares, le eran muy conocidos ya que casi siempre, los navegó como Oficial de Derrota en los buques en que iba embarcado.

Se le definiría como hombre de inteligencia clara, muy ilustrado, avispado ya que con un golpe de vista rápido, se daba cuenta rápidamente de las cosas en los momentos más críticos (según publicó la Revista General de Marina de julio de 1913, se daba también cuenta de forma pronta y acertada, de cuando hacía falta una gran presencia de espíritu para dominar situaciones en que los azares de la vida de mar, colocan a veces al navegante más experto y experimentado).
Hombre de gran valor, acreditado ante los combates que mantuvo en operaciones navales y terrestres, mantenidas contra los moros de Joló y Mindanao en diferentes épocas y, contra los carolinos orientales en 1891.

Hacía tres meses, que se hallaba al mando del cañonero “General Concha”. De hecho, el rotativo madrileño ABC, el 13 de junio de 1913, publicó con motivo de su fallecimiento en combate la siguiente nota, refiriéndose a él: (textual)

“…Mandaba el cañonero, como es sabido, D. Emiliano Castaños; era uno de los jefes más distinguidos de nuestra Marina, y sus dotes inmejorables le habían granjeado el afecto de sus superiores y sus compañeros durante la última guerra colonial, en la que dio inequívocas pruebas de su pericia, valor e inteligencia.

Hacía tres meses que el Sr. Castaño se había hecho cargo del mando del cañonero, y este era su primer viaje desde que se posesionó de él…”

Fue ascendido a título póstumo, a capitán de fragata.

Se hallaba en posesión de:
- La Cruz de San Hermenegildo.
- Cruz roja del Mérito naval de primera clase.
- Cruz blanca del Mérito Naval de primera clase.
- Cruz de Alfonso XIII.
-
El alférez de navío D. Rafael Ramos Izquierdo y Gener

D. Rafael Ramos Izquierdo y Gener, nació en San Fernando (Cádiz), el 11 de julio de 1884. Ingresó en la Marina de Guerra, el 1 de septiembre de 1900. Tenía 16 años. El ingreso en la Armada, lo efectuó como Aspirante de Marina, en la fragata “Asturias”, que por aquel entonces, era Escuela Naval Flotante.

Ascendió a alférez de navío, en 1905. El 11 de junio de 1913, asumió el mando del cañonero “General Concha”, al morir en combate contra los moros que habían abordado el buque, por haber este encallado en la bahía de Busicú, en la playa de “la Cebadilla”, a escasas 5 millas de Alhucemas, su comandante, el capitán de corbeta D. Emiliano Castaño Hernández. El Sr. Ramos Izquierdo, dirigió brillantemente la defensa del barco, permaneciendo en él hasta el final y, aún habiendo dado la orden de abandonar el barco, se quedó en él junto a los marinos muertos, heridos faltos de movimiento y junto a aquellos, que no sabían nadar. Fue apresado por los moros, estando 15 días en el cautiverio.

Tres meses y medio, le faltaban al alférez de navío D. Rafael Ramos Izquierdo y Gener, para obtener el empleo superior de Teniente de Navío cuando por los méritos y comportamiento observados en el combate del 11 de junio ya referido, le fue concedida la Cruz de segunda clase de la Real y Militar Orden de San Fernando. Dicha condecoración, le fue otorgada el 1 de mayo de 1914.

Del expediente de juicio contradictorio iniciado para la concesión de dicha recompensa, se recoge lo siguiente: (textual)

“…El alférez de navío don Rafael Ramos Izquierdo y Gener, en defensa del cañonero “General Concha”, varado en la playa de La Cebadilla (costa de África).el día 11 de junio de 1913, permaneció en su puesto, luchando con heroico valor hasta la terminación del combate, después de haber sido herido de gravedad, demostrando gran espíritu militar y excediéndose notoriamente en el cumplimiento de su deber.

Considerando que estos hechos se hallan comprendidos en el caso 23 del artículo 26, en relación con lo prevenido en el primer inciso del artículo 31 de la ley de 18 de mayo de 1862.

El Rey… ha tenido a bien conceder al alférez de navío don Rafael Ramos Izquierdo, la cruz de segunda clase de la Real y Militar Orden de San Fernando.

Madrid 1 de mayo de 1914.
(Diario Oficial, número 97). Echagüe…”

Tras el ascenso a teniente de navío, obtiene el empleo de capitán de corbeta en 1920, prestando brillante servicio en los cañoneros “Martín Alonso Pinzón”, “María Molina” y “General Concha”, en el crucero “Reina Regente” y el acorazado “Pelayo”.

Profesor de Física en la Escuela Naval, especialista de tiro naval (discípulo de la escuela del teniente de navío D. Jaime Janer Robinson), fundó el Polígono de Tiro de Fusil en San Fernando (Cádiz).
Conocedor a su vez, de la técnica aeronaval de su época, fundó la base aeronaval de San Javier (Murcia) y mandó el portaaviones “Dédalo”, primero de este nombre en nuestra Marina, con capacidad de 25 aviones y que desplazaba 10.800 toneladas.

Ya en el empleo de capitán de fragata, mandó el destructor “Almirante Antequera”.

Murió en 1936, hallándose en activo y en el empleo de capitán de fragata, a manos de las milicias marxistas.

Algunos miembros de la dotación del cañonero “General Concha”, el 11 de junio de 1913

La tripulación del cañonero “General Concha”, aquel 11 de junio de 1913, estaba formada por 1 capitán de corbeta, como segundo, un teniente de navío y a las órdenes de este, 4 alféreces de navío. 1 contador de fragata, tres contramaestres segundos, 2 condestables segundos, 5 maquinistas, 1 practicante segundo, 1 carpintero calafate, y 78 personas más, entre cabos de mar, cabos de cañón, marineros y fogoneros, según publicó el diario madrileño “La Época” del jueves 12 de junio de 1913. Algunos de dichos marinos, fueron los siguientes:

Comandante del buque
D.Emiliano Castaño Hernández. Capitán de corbeta. Herido en la frente y la clavícula, falleció en combate. En el diario madrileño ABC del 9 de agosto de 1913, se publicó su ascenso a capitán de fragata a título póstumo.


Segundo de a bordo
D.Demetrio López Tomaseti. Teniente de navío. Segundo comandante. Según publicó La Vanguardia de Barcelona el 14 de junio de 1913, había desembarcado el día 6 de junio, con licencia para Cádiz.

Oficiales
D. Luís Felipe Lazaga. Alférez de navío. Al encallar el “General Concha”, marchó en un bote con 12 hombres, a Alhucemas a pedir socorro. Resultó contuso y fue recogido por el “Lauria”.

D. Rafael Ramos Izquierdo Gener. Alférez de navío. Herido por tres veces, dos de ellas en ambos brazos. Sustituyó al capitán D. Emiliano Castaño al morir. Dirigió la defensa del cañonero, hasta el último momento. Mandó arriar el 4º bote, cuando observó de madrugada que la situación a bordo era crítica ya que el buque, ya se encontraba hundido desde la proa hasta la cámara de oficiales, quedando anegada el resto de la cubierta con 30 cms, de agua. Sufrió cautiverio. Condecorado con la Cruz Laureada de San Fernando.

D. Luís Sánchez Barcáiztegui. Alférez de navío. Al parecer sobrevivió al combate ya que “La Correspondencia de España” del 18 de junio de 1913, informaba que había embarcado en el cañonero “Recalde”.

D. Manuel de Quevedo. Alférez de navío. Sobrevivió al combate aunque resultó herido leve. Se comportó bravamente en el combate. Había obtenido el empleo de alférez de navío sobre el 2 de septiembre de 1909. Fue recogido por el “Lauria”.

D. Manuel Quignon. Practicante 2º. Contuso. Superviviente. Durante el combate con los bocoya, improvisó una pequeña enfermería en el interior del barco, saliendo a recoger, incluso a los puestos de mayor peligro, a los heridos, protegiéndose con un chaleco antibalas, ideado por él, consistente en 2 colchonetas enrolladas al cuerpo. Por orden del alférez de navío Sr. Ramos Izquierdo, dejó el cañonero “Concha”, siendo recogido por el “Lauria”. Arribó el 15 de junio a Cádiz, a bordo del cañonero “Recalde”. Se solicitó la concesión de la Cruz Laureada de San Fernando, no llegándose a conceder. Se instruyeron diligencias.

Contador de navío
D. Pablo Rodríguez Alonso
. Contador de navío. Natural de Ferrol. Fue recogido por el “Lauria”.

Contramaestres
D. Juan Mateo Hidalgo. Segundo contramaestre. Sufrió cautiverio.
D. José Fernández Lucero. Contramaestre. Sufrió cautiverio.
D. José Bengala/Bendala. Segundo contramaestre de cargo. Sufrió cautiverio.
D. José Fernández Juarez. Contramaestre. Sufrió cautiverio.

Condestables
D. Pedro Moiño/Muiñas Sánchez Sanmartín. Segundo condestable. Fallecido en combate al ir a ayudar a su auxiliar D. Eugenio Benítez. El “ABC” del 9 de agosto de 1913, publicaba su ascenso a primer condestable, a título póstumo. Según contó La Vanguardia de Barcelona, siempre tenía desde antiguo y de forma jocosa decir “Muerto Pedro Muiño”, efectivamente, cuando cayó, cuentan que fue la última frase que dijo antes de espirar.

D. Antonio Noguera. Segundo condestable. Superviviente. Fue recogido por el “Lauria”. Arribó a Cádiz el 15 de junio, a bordo del cañonero “Recalde”.

Maquinistas
D.Antonio Paredes. Primer maquinista. Natural de San Fernando. Fallecido en combate. Se solicitó la concesión de la Cruz Laureada de San Fernando, no llegándose a conceder. Estaba casado con doña Carmen González Castañeda, teniendo el matrimonio 4 hijos y residente en San Fernando (Cádiz). “ABC” del 9 de agosto de 1913, publicaba que a título póstumo, se le concedía el ascenso de primer maquinista a maquinista mayor armador de 2ª clase.

D. José Silva. Segundo maquinista. Constó primero como desaparecido hallándose prisionero. Fue rescatado el 19 de junio de 1913.

D. Eloy Saíz/Sans Cárdenas. Segundo maquinista. Sobrevivió, siendo recogido por el “Lauria”.

D. Antonio Casal Rugero. Tercer maquinista. Sufrió cautiverio.

D. Fernando Castelló/Castillo Navarrete. ¿Fogonero o ayudante de máquinas?. Sufrió cautiverio aunque también, se le dio por desparecido inicialmente. Finalmente resultó estar cautivo, siendo liberado el jueves 19 de junio.

Fogoneros
D. Antonio Garrido. Cabo fogonero. Sobrevivió. Fue recogido por el “Lauria”. Arribó a Cádiz el 15 de junio a bordo del cañonero “Recalde”.

D. Juan José Aragón. Cabo fogonero 1 (rancho 1º de Artillería). Herido grave, sufriendo cautiverio.

D. José Núñez Pavón. Fogonero marinero preferente. Sobrevivió. Dejó el cañonero “Concha”, por orden del alférez de navío Ramos Izquierdo en el 4º bote, siendo recogido por el Lauria. Arribó a Cádiz el 15 de junio a bordo del cañonero “Recalde”.

D. José Faccio Navarro. Marinero, fogonero preferente. Fue recogido por el “Lauria”.

D. José Carrascosa Segura. Fogonero preferente. Dio aviso al “Lauria” de la situación crítica en que se hallaba el cañonero “General Concha”.

D. Antonio González Maldonado. Fogonero. Dio aviso al “Lauria” de la situación crítica que se vivía a bordo del cañonero “General Concha”. Sobrevivió y arribó a Cádiz el 15 de junio de 1913, a bordo del cañonero “Recalde”.

D.Sebastián Sánchez Arisa. Marinero fogonero. Fue recogido por el “Lauria”

D. Antonio Orozco. Marinero fogonero. Fue recogido por el “Lauria”.

José Piñero Bermúdez. Fogonero 2º Ordenanza del comandante, repostero. Marinero (rancho 1º Artillería). Fallecido en el combate, (1º en caer).

D. Celedonio Sagamunaga. Marinero Fogonero. Fue recogido por el “Lauria”.

D. José Fernández Lagostera. Fogonero 2º, marinero (rancho 1º Artillería). Sufrió cautiverio.

D. José Picón Ruíz/Cruz. Fogonero 2º, marinero (rancho 1º Artillería). Resultó herido por armas blancas y de fuego. Sufrió cautiverio.

Cabos de cañón
D. Antonio Mesa Fernández Cano. Cabo de cañón. Herido muy grave en la cabeza, presentando fractura de cráneo por herida de bala. Ingresó en el Hospital de Melilla. Falleció después de haber sido viaticado en el citado Hospital, el lunes 17 de junio de 1913.
Da su nombre a una calle del marinero Barrio del Hipódromo de Melilla, en recuerdo de su gesta.

D. Francisco García Benedicto. Cabo de cañón. Herido muy grave. Ingresó en el Hospital de Melilla. Abandonó el “General Concha”, por orden del alférez de navío Sr. Ramos Izquierdo, en el 4º bote, siendo recogido por el “Lauria”.

D. Rafael/Manuel/Ramón Salazar. Cabo de cañón. Fallecido en combate. Fue propuesto para la concesión de la Cruz Laureada de San Fernando, llegándose a instruir las diligencias sin serle finalmente otorgada.

D. Antonio Castañeda/o. Cabo de cañón. Sobrevivió y fue recogido por el “Lauria”. Arribó a San Fernando procedente de Melilla el 24 de junio.

D. José Luna García. Cabo de cañón. Sobrevivió al combate. Llegó a nado al “Lauria”, siendo recogido por este. Arribó a Cádiz el 15 de junio, a bordo del cañonero “Recalde”.

D. Luís Lara. Cabo de cañón y cartero. Sobrevivió al combate y fue recogido por el “Lauria”.

Cabos de mar

D. Manuel Rodríguez Carrasco. Cabo de Mar. Superviviente. Fue recogido por el “Lauria” y arribó a Cádiz el 15 de junio, a bordo del cañonero “Recalde”.

D. José Grimau. Cabo de Mar. Sobrevivió al combate. Fue recogido por el “Lauria” y arribó a San Fernando procedente de Melilla el 24 de junio de 1913.

D. Antonio Matía. Cabo de Mar. Sobrevivió al combate. Fue recogido por el “Lauria” y arribó a San Fernando procedente de Melilla el 24 de junio de 1913.

D. Francisco Flores. Cabo de Mar. Superviviente. Fue recogido por el “Lauria” y arribó a Cádiz el 15 de junio, a bordo del cañonero “Recalde”.

Marineros de 1ª
D. Rafael Pinazo Guerra. Marinero de primera. Resultó contuso y sobrevivió al combate. Fue recogido por el “Lauria”.

D. Manuel Bravo. Marinero de primera. Resultó herido leve. Fue recogido por el “Lauria”.

D. Diego Principal. Marinero de primera. Fue recogido por el Lauria.

D. José Real. Marinero de primera, resultó herido leve. Fue recogido por el “Lauria”.

Marineros 2ª
D. Guillermo Tencero. Marinero 2º. Recogido por el “Lauria”.

D. Manuel Rojas. Marinero 2º. Sobrevivió, siendo recogido por el “Lauria”. Arribó a Cádiz el 15 de junio, a bordo del cañonero “Recalde”.

D. Francisco Caro. Marinero 2º. Fue recogido por el “Lauria”.

D. Antonio López Moreno, natural de Tarifa. Marinero 2ª. Abandonó en cañonero “General Concha”, siguiendo las órdenes dadas por el alférez de navío, Sr. Ramos Izquierdo, en el 4º bote, siendo recogido por el “Lauria”. Arribó a Málaga, procedente de Melilla, a bordo del vapor ·”Sevilla” el 16 de junio de 1913.

D. Emilio Barteira. Marinero 2ª. Fue recogido por el “Lauria”.

D. Secundino Agrasco. Marinero 2ª. Resultó herido leve en el combate. Fue recogido por el “Lauria”.

D. Nemesio Pérez. Marinero de 2ª. Superviviente. Fue recogido por el “Lauria”. Arribó a Cádiz el 15 de junio, a bordo del cañonero “Recalde”.

Marineros preferentes
D. José Baena Estrella. Marinero preferente. Fue recogido por el “Lauria” y arribó a Cádiz a bordo del cañonero “Recalde”, el 15 de junio de 1913.

D. Jerónimo Galaona. Marinero preferente. Fue recogido por el “Lauria”.

D. Emilio Barquero/Baqueira. Marinero preferente. Herido muy grave en el pecho. Siguiendo las órdenes dadas por el alférez de navío Sr. Ramos Izquierdo, abandonó el cañonero “General Concha”, siendo recogido por el “Lauria”. Falleció a consecuencia de las heridas recibidas, días después. Fue enterrado en Melilla el 3 de julio de 1913.

D. José Pardo. Marinero preferente. Sobrevivió al combate, siendo recogido por el “Lauria”. Arribó a San Fernando (Cádiz), procedente de Melilla, el 24 de junio de 1913.

D. Diego Pacheco. Marinero preferente. Barquero del “General Concha”. Fue propuesto para la concesión de la Cruz Laureada de San Fernando, instruyéndose las correspondientes diligéncias, sin llegarse a conceder.

D. Fernando García Expósito. Marinero preferente. Sobrevivió al combate, siendo recogido por el “Lauria”, arribó a San Fernando Cádiz, el 24 de junio de 1913, procedente de Melilla.

D. Santiago Alsina. Marinero preferente. Abandonó el “General Concha”, en el 4º bote, siguiendo las órdenes dadas por el alférez de navío Sr. Ramos Izquierdo. Fue recogido por el “Lauria”.

D. Miguel Amores. Marinero preferente. Cocinero de a bordo. Siguiendo las órdenes dictadas por el alférez de navío Sr. Ramos , abandonó el cañonero “General Concha” en el 4º bote. Fue recogido por el “Lauria”.

Marinería
D. Cristóbal Moreno Benítez. Maestro carpintero. Herido leve en la cadera. Fue recogido por el “Lauria”. Superviviente. Arribó a Málaga procedente de Melilla, a bordo del vapor “Sevilla” el 16 de junio. Era natural de San Fernando (Cádiz).

D. José Ruíz Delgado. Marinero ayudante del maestro carpintero (rancho 3º), . Falleció en combate.

D. Francisco Oteriza. Marinero. Fallecido en combate.

D. Lorenzo Azcona/Ancorra. Marinero (rancho 1º). Fallecido en combate.

D. José Postigo. Marinero (rancho 3º). Desaparecido/fallecido en combate.

D. Francisco López Fontcuberta. Marinero. Herido leve. Fue recogido por el “Lauria”.

D. Juan López. Marinero. Recogido por el “Lauria”.

D. Vicente López Aranelo. Marinero, herido leve. Fue recogido por el “Lauria”.

D. Juan Soler. Marinero despensero. Herido leve, fue recogido por el “Lauria”.

D. Francisco Bencala. Marinero, recogido por el “Lauria”.

D. José Gallardo. Marinero, recogido por el “Lauria”.

D. José Padilla. Marinero (rancho 3º). Desaparecido/fallecido en combate.

D. José María Ariza González. Herido. Fallecido en el cautiverio el día 13 de junio de 1913, en casa de Sibera.

D. José Gómez Martín. Mayordomo. Distinguido durante el combate. Abandonó el cañonero “Concha”, siguiendo las órdenes del alférez de navío Sr. Ramos Izquierdo en el 4º bote. Fue recogido por el “Lauria”.

D. Alejo Anacambe. Marinero (rancho 1º). Natural de Vizcaya. Distinguido durante el combate. Fallecido junto al capitán D. Emiliano Castaño.

D. Francisco Azcorra. Marinero. Natural de Vizcaya. Distinguido durante el combate. Fallecido junto al capitán D. Emiliano Castaño.

D. Francisco Estenza. Marinero (rancho 3º). Sufrió cautiverio. Fallecido.

D. Francisco Peña Soto. Marinero (rancho 1º). Sufrió cautiverio. Fallecido.

D. Ángel Banoa Bilbao. Marinero.

D. Ángel Barroso. Marinero (rancho 1º Artillería). Sufrió cautiverio.

D. José Andrades Pérez. Marinero. Superviviente. Fue recogido por el “Lauria” y, arribó a Cádiz el 15 de junio, a bordo del cañonero “Recalde”.

D. José López. Marinero. Superviviente. Arribó a Cádiz el 15 de junio, a bordo del cañonero “Recalde”.

D. Antonio Martínez Infante. Marinero. Sobrevivió al combate, fue recogido por el “Lauria”. Arribó a Cádiz el 15 de junio, a bordo del cañonero “Recalde”.

D. Manuel García Tabares/Yabares. Marinero. Fue recogido por el “Lauria”. Superviviente. Arribó a Cádiz el 15 de junio, a bordo del cañonero “Recalde”.

D. José Carrasco. Marinero. Superviviente. Arribó a Cádiz el 15 de junio, a bordo del cañonero “Recalde”.

D. Antonio Rodríguez Burgos. Marinero.Superviviente. Arribó a Cádiz el 15 de junio, a bordo del cañonero “Recalde”.

D. Juan Gil Serrano. Marinero. Superviviente. Arribó a Cádiz el 15 de junio, a bordo del cañonero “Recalde”.

D. Eugenio Benítez. Marinero (rancho 1º Artillería).Auxiliar del condestable D. Pedro Moiño Sánchez Sanmartín. Fallecido en combate mientras hacía fuego con una ametralladora.

D. Luís Larra. Marinero. Superviviente. Arribó a Cádiz el 15 de junio, a bordo del cañonero “Recalde”.

D. Manuel Mateo. Marinero. Superviviente. Arribó a Cádiz el 15 de junio, a bordo del cañonero “Recalde”.

D. Luís Rodríguez Moya. Marinero. Fue recogido por el “Lauria”.

D. Mateo Galiano. Marinero. Superviviente. Arribó a San Fernando procedente de Melilla el 24 de junio.

D. Claudio Galiano Marinero. Superviviente. Arribó a San Fernando procedente de Melilla el 24 de junio.

D. Ricardo Acebedo Gómez. Marinero Superviviente. Fue recogido por el “Lauria” y, arribó a a San Fernando procedente de Melilla el 24 de junio.

D. José Fernández Lopera. Marinero.

D. Luciano Gallego. Marinero, fue recogido por el “Lauria”.

D. Salvador Alarcón/Halcón. Marinero. Herido muy grave. Ingresó en el Hospital de Melilla. Falleció el sábado 14 de julio de 1913, a consecuencia de las heridas recibidas en el combate en el Hospital de Melilla. Fue enterrado a las 12 horas del día 15 en dicha plaza, llevando el féretro miembros de la Compañía de Mar. Su sepultura fue costeada y dada a su familia por el Notario D. Roberto Cano. Según publicó “La Correspondencia de España” del 14 de junio de 1913, falleció a consecuencia de una peritonitis aguda sobrevenida a la herida recibida.

D. Juan Duran. Marinero. Panadero. Resultó herido leve. Fue recogido por el “Lauria”.

D. Luis Escobedo. Marinero. Abandonó el cañonero “General Concha”, siguiendo las órdenes dadas por el alférez de navío Sr. Ramos Izquierdo en el 4º bote. Fue recogido por el “Lauria”.

D. Santiago Barcena/Balcina. Marinero. Resultó herido grave en el combate. Fue recogido por el “Lauria”. De él, se contaba en La Vanguardia de Barcelona, del 14 de junio, que era gaditano, con mucha chispa. Estaba herido en la pierna izquierda. Su humor, no cesó durante la intervención quirúrgica a la que fue sometido para su curación, no cesaba de vitorear a su comandante y, en el momento de hacerle una placa de rayos X, cuando la vió dijo: -“¡…Sáqueme el retrato pa mandárselo a mi novia; pobresilla; la quiero tanto…!”- Cuenta el mismo periodista, el Sr. Lobera, que de camino a la clínica, el marinero, aficionado a los toros, decía: -“¡…Soy pariente de Bienvenida, ¿no vé como he venido?...!”.

D. Miguel Andrade Anino. Marinero. Fue recogido por el “Lauria”.
D. Antonio Carrillo. Marinero. Resultó herido leve en el combate. Abandonó el cañonero “General Concha”, siguiendo las órdenes dadas por el alférez de navío, Sr. Ramos Izquierdo en el 4º bote. Fue recogido por el “Lauria”.

D. Francisco Coca. Marinero. Siguiendo las órdenes dictadas por el alférez de navío, Sr. Ramos Izquierdo, abandonó el cañonero “General Concha”, siendo recogido por el “Lauria”.

D. Antonio Carrillo. Marinero. Herido leve, abandonó el buque, siguiendo instrucciones del alférez de navío, D. Rafael Ramos Izquierdo en el 4º bote. Fue recogido por el cañonero “Lauria”. La Vanguardia de Barcelona del 14 de junio, explicaba que este marinero, se hallaba de pie en la boca de la escotilla, cuando vió a dos moros que avanzaban por encima de la batayola. Como Dios le dio a entender, logró arribar hasta ellos y los tiró por la borda al agua. Estos hechos, presenciados por el condestable Bendala le gritó –“¡…Muchacho, mira por estribor, tienes otro…!”- Carrillo, hizo fuego, matando al rifeño.

Hans Nicolás i Hungerbühler


Imágenes:



- Cromo número 3 de la colección "Episodio del Concha", con los rostros de parte de la tripulación.



- Fotos de los contramaestres José Hernández Lucas ( izquierda ) y José Bendala Díaz ( derecha ), tras su liberación. Instantánteas tomadas por Carlos Lázaro Muñoz.









1 comentario:

Sydney dijo...

Cada vez están más de moda los cruceros desde Buenos Aires. Este año contraté nuevamente los servicios de la empresa Cruceros Premium ya que el año pasado tuve una magnifica experiencia!
Saludos,
Syd